Genocidio en el Sáhara

abril 2, 2007 en 2:18 pm | Publicado en Otros genocidios | 4 comentarios

LA HERENCIA DE LA DESCOLONIZACIÓN ESPAÑOLA CARLOS JIMÉNEZ

Genocidio en el Sáhara

  1. Hay pruebas abundantes de que el pueblo saharahui ha sido víctima de torturas y desapariciones

 

El Congreso aprobó hace unos días una resolución instando al Gobierno a que “defienda una solución urgente, justa y definitiva al conflicto del Sáhara Occidental”, conflicto que dura ya más de 30 años ante la pasividad de la comunidad internacional. Es una ocasión óptima para recordar lo que significó y sigue significando la tragedia del pueblo saharaui. El territorio conocido como Sáhara Occidental fue colonia española desde el reparto del continente africano efectuado por las potencias coloniales europeas (1884), pero desde que Marruecos, en 1956, accedió a la independencia ya expresó sus pretensiones anexionistas sobre el territorio administrado por España. En 1975, Hasán II lo invadió, coincidiendo con el final del franquismo, y se firmó el Acuerdo de Madrid por el que España abandonó dicho territorio. La ONU advirtió entonces de que el Acuerdo no transfirió la soberanía sobre el territorio ni confirió a ninguno de los signatarios la condición de potencia administradora.

 

EL FRENTE Polisario, creado en 1973 para conseguir la independencia del territorio, mantuvo su primera resistencia contra la ocupación española y luego, la marroquí. En noviembre de 1975 las tropas de Hasán II entraron en el Sáhara y arrasaron todos los asentamientos. La capital, El Aaiún, fue ocupada por 2.000 soldados marroquís que ocuparon los cuarteles abandonados por los españoles y sellaron las entradas y salidas de la ciudad. Empezó el éxodo y la represión. Los familiares de los desaparecidos forzosos no han tenido más noticias de su situación desde el momento de la detención, y desconocen si se encuentran con vida o han fallecido. El Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas e Involuntarias de la ONU ha expresado reiteradamente su preocupación por los desaparecidos forzosos en el Sáhara Occidental. Además, muchos detenidos saharauis fueron sometidos a tortura, algunos hasta su muerte, en los centros de detención, como la prisión de El Aaiún, conocida como la cárcel negra, el centro penitenciario de la playa de El Aaiún (antiguo cuartel militar español), las cárceles secretas de Agdaz, Kalaat Magouna y Agadir, y los cuarteles militares de Smara.
Los cadáveres se hacían desaparecer en fosas comunes, sin identificación alguna, y algunas de estas fosas han sido localizadas en Jdairia, al este de la ciudad de Smara; Lamsyed, cerca de la ciudad de Tan-Tan; o en la playa del El Aaiún, muy próxima al centro de detención y tortura. Existen informes que relatan cómo muchos de los saharauis secuestrados fueron arrojados desde helicópteros o enterrados vivos. El Comité de Derechos Humanos de la ONU, en su informe de 1994, expresaba su preocupación por el mantenimiento de las prácticas de tortura en Marruecos, y el de 2004 reiteró su preocupación “por las numerosas alegaciones de tortura y malos tratos en personas detenidas”
A mayor abundamiento, el comité de la ONU, en su informe de 1993 declara: “Los supervivientes fueron puestos en libertad después de 18 años de detención secreta en condiciones inhumanas, completamente aislados del mundo exterior. Todos ellos sufrían daños físicos y psicológicos irreversibles y continuaban privados de la asistencia médica necesaria para tratar las enfermedades causadas por los años de detención”. En efecto, unos 300 saharauis, que habían sido secuestrados, fueron liberados en 1984, 1991 y 1992, después de pasar muchos años desaparecidos en centros de detención secretos.
Todos estos hechos deben situarse en el contexto de un pueblo, el saharaui, sometido a la dominación de una potencia extranjera, impidiéndosele el ejercicio del derecho de libre determinación de conformidad con la resolución de la ONU sobre la concesión de independencia a los países y pueblos coloniales. Sometimiento que genera, según dicha resolución, “una denegación de los derechos humanos fundamentales” a los países a los que se impide que lo ejerzan.
Los hechos descritos no han sido investigados ni enjuiciados en Marruecos. Por tanto, estamos ante un supuesto evidente de impunidad. Marruecos ha incurrido en una grave irresponsabilidad internacional en cuanto ha denegado de forma permanente y generalizada el derecho a la justicia de las victimas. Derecho que genera la obligación de constituir tribunales imparciales e independientes y garantizar un juicio justo para enjuiciar las conductas descritas.

 

NADIE PUEDE dudar de que el pueblo saharaui ha sido víctima, entre otros muchos delitos, de un genocidio, mediante un amedrantamiento generalizado, tan grave y constante, que provocó la huida masiva de la población de los territorios ocupados hacia los territorios limítrofes hasta alcanzar la altísima cifra de 120.000 refugiados. Genocidio cometido por las autoridades marroquís en el marco de un plan político y un designio perfectamente elaborado que siempre pretendió someter absolutamente a la sociedad saharaui, erradicar cualquier signo de resistencia y exterminarla como tal grupo étnico.

 

*Exfiscal anticorrupción.

Merkel en el Yad Vashem

abril 2, 2007 en 2:09 pm | Publicado en Homenajes | 1 comentario

merkel.jpg

La canciller de Alemania, Angela Merkel, visitando el monumento a las víctimas del Holocausto en el museo Yad Vashem en Jerusalén (Israel)

2 de abril de 2007

¡Fuera con los campos de concentración! [1936]

abril 1, 2007 en 8:50 pm | Publicado en Literatura | 1 comentario

LA PERSISTENCIA de los campos de concentración constituye una de las cargas morales más pesadas del gobierno alemán actual. Debería darse cuenta de que a los ojos del mundo podría atenuar considerablemente otras cargas equiparables de las que ya no está en su mano liberarse si se decidiera a suspender estos centros de sufrimiento que para muchos millones de personas constituyen una expresión del más bajo afán de venganza y de un desprecio total por la ley, devolviéndoles por fin la libertad a los mártires de sus propias opiniones que siguen encerrados en ellos. No soy ningún amigo de los gobernanes alemanes y tengo pocos motivos para darles buenos consejos; pero su mismo principio de que “es justo lo que es útil” debería inducirles a dar este paso, y si yo fuera Hitler -una perspectiva poco estimulante- extraería la lección del homenaje universal que se le acaba de conceder a una víctima de su grandeza y, junto con los campos de concentración, eliminaría la piedra del escándalo que quizá obstaculice más qeu cualquier otra cosa la fe de Europa en la veracidad de su adhesión a la justicia y a la paz.

THOMAS MANN–

Cartas de los lectores

abril 1, 2007 en 8:34 pm | Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

UN ARTÍCULO DE ENRIQUE ARIAS
Estupor ante el horror
Francisco Javier Prat Martínez
Madrid

Estupor y temblor, a semejanza del título del la novela de Amèlie Nothomb, sentí cuando leí el artículo de Enrique Arias Vega Negar el Holocausto. Puedo decir que el hombre nunca ha pisado la Luna, pero ¿sería lo mismo si afirmara que no hubo represión en España una vez hubo terminada la guerra civil y que el bando vencedor se cebó en los que habían perdido y sus familiares? No sería lo mismo. En ese caso, como en el Holocausto judío, hablamos de vidas humanas segadas de modo brutal y con total impunidad, de los verdugos y de quienes callaron. Los que lo niegan ¿por qué no preguntan, por ejemplo, a nuestra Catalana de l’Any, Neus Català?

“El Periódico de Catalunya” 15/03/2007

Srebrenica: ¿un genocidio sin genocidas?

marzo 29, 2007 en 5:54 pm | Publicado en Otros genocidios, Uncategorized | Deja un comentario

Leído en “ABC” el 29 de marzo de 2007

 

Srebrenica: ¿un genocidio sin genocidas?

 

 

«SREBRENICA es también el nombre de un síndrome postraumático, experimentado por las mujeres, niños y ancianos que no murieron y que, desde julio de 1995 (…) no tienen noticia de sus maridos, hijos, padres, hermanos, tíos o abuelos. Millares de vidas (…) continúan mutiladas, privadas del afecto y el amor de sus seres queridos, los cuales han quedado convertidos en meros fantasmas que regresan para rondarlas día a día, noche tras noche…». Con estas palabras definía Almiro Rodríguez, juez del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY), el drama que aún hoy viven las víctimas de una de las mayores atrocidades cometidas en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

 

El hallazgo frecuente de fosas comunes, más de once años después del final de la guerra en Bosnia y Herzegovina, sigue alertándonos de que lo que allí aconteció no se ha resuelto ni mucho menos. El 10 de julio de 1995 el ejército de la República Srpska, las fuerzas serbias de Bosnia bajo el mando del general Ratko Mladic, avanzó sobre el enclave de Srebrenica. En los días siguientes, durante la caída de la ciudad, más de 8.000 personas fueron ejecutadas o siguen «desaparecidas», pues aún hay miles de bolsas con restos humanos sin identificar. Todavía hoy las víctimas no han recibido ni verdad, ni justicia, ni por supuesto reparación, y hay peligro de que su drama se desvanezca para siempre si serbios y bosnios no resuelven con urgencia el problema de la impunidad.

 

Después de catorce años de causa judicial, ha pasado un mes desde que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de la ONU fallara sobre Srebrenica, absolviendo a Serbia de responsabilidad directa en el genocidio allí cometido. La noticia no hizo demasiado ruido en su momento, dado que los perpetradores siguen sin aparecer ni comparecer ante la Justicia, una vez que la Corte ha establecido que el Estado serbio no tiene responsabilidad directa en las matanzas y que no tiene que resarcir a las víctimas. Bosnia y Herzegovina era la parte demandante, y habría recibido de Serbia miles de millones de dólares en concepto de indemnización si el proceso se hubiera resuelto en su favor.

 

La resolución de la Corte Internacional de Justicia confirma, sin embargo, que Serbia, como estado sucesor de la República Federativa de Yugoslavia, sí vulneró el Derecho Internacional al no evitar la matanza de Srebrenica, y no acató las obligaciones contraídas en virtud de la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, entre otros motivos por no cooperar plenamente con el TPIY ni transferir a su custodia al general Ratko Mladic, uno de los perpetradores de gravísimas violaciones de derechos humanos. Y aquí nos encontramos.

 

Aunque algunos de los responsables de estos crímenes, como el ex general serbo-bosnio Radislav Krstic, ya han sido procesados por el tribunal internacional, otros ex dirigentes serbios de Bosnia acusados de genocidio, como Ratko Mladic y Radovan Karadzic, llevan huidos de la justicia más de once años. Otros cuatro individuos formalmente acusados por el tribunal también continúan en libertad: Zdravko Tolimir, Stojan Zupljanin, Goran Hadzic y Vlastimir Dordevic. El tribunal ha señalado en repetidas ocasiones que al menos algunos de ellos se encuentran en Serbia y la República Srpska o viajan de una a otra.

 

En contraste con estos procesos individuales, que deben resolverse con urgencia, una de las cuestiones que suscita interés sobre el discutido fallo de la Corte Internacional de Justicia es lo que atañe a la responsabilidad de Serbia como Estado.

 

Es la primera vez que un estado emprende acciones contra otro ante la Corte Internacional de Justicia en relación con acusaciones de genocidio. La decisión tiene su importancia, ya que viene a señalar que se podrán pedir responsabilidades a cualquier estado que participe en un genocidio y que haya reconocido la jurisdicción de la Corte para juzgar tales casos, aunque tampoco debe sobrevalorarse su relevancia. En primer lugar, porque sólo un número reducido de estados han reconocido la jurisdicción de la Corte. En segundo lugar, porque los estados son reacios a entablar acciones de esa índole contra otros estados. Y, en tercer lugar, porque al parecer existen importantes defectos en los principios de atribución de responsabilidad a los estados.

 

Independientemente del caso de las millonarias indemnizaciones reclamadas al Gobierno serbio, esta nueva reafirmación de que los hechos de Srebrenica fueron un genocidio debe servir, por lo menos, para que las autoridades serbias hagan un esfuerzo real para cerrar esta página negra de la historia y pongan en manos de la justicia internacional a los principales responsables. Sin embargo, hasta la fecha, y transcurrido un mes desde el fallo de la Corte, las autoridades serbias no han dado ninguna señal de cambio de actitud y no se ha llevado a cabo ninguna detención de las solicitadas por el tribunal.

 

No se puede hablar de reconciliación ni de una paz duradera en los Balcanes sin justicia para las víctimas, y esa justicia, más de once años después del final de la guerra, aún no ha llegado. El caso de los Balcanes, tan próximo a nosotros, es un claro ejemplo de que sin una voluntad política clara de los Estados, los esfuerzos que realicen los organismos internacionales en pro de la justicia universal pueden resultar estériles. Lamentablemente, las víctimas sólo saben que sus vidas rotas se van disolviendo en el olvido y la impunidad, en un mundo donde pueden existir genocidios sin genocidas.

 

Delia Padrón Presidenta de

 

Amnistía Internacional

 

España

Y Dafur??

marzo 28, 2007 en 8:50 pm | Publicado en Otros genocidios | 1 comentario

Schindler’s List

marzo 28, 2007 en 8:33 pm | Publicado en Discografía, Filmografía | 5 comentarios

la_lista_de_schindler.jpg

FILOS NAZIS

marzo 28, 2007 en 8:14 pm | Publicado en Prensa | 3 comentarios

El artículo aparecido en “La Vanguardia” el 28 de marzo de 2007

Xavier Antich

Filos nazis

La cosa, más o menos, ha ido así. Abel Cutillas publicó hace un año un libro de aforismos, Viure mata, en el que, entre otras cosas, escribió uno que muchos leímos con estupor: “L’Holocaust fou, en certa manera, un homenatge als jueus: se’ls va reconèixer com a poble escollit”. El propio Cutillas, más tarde, reconocería la posibilidad de que “podemos intentar traspasar las lineas rojas que toda cultura tiene y considera intraspasables”, incluyéndose a sí mismo entre “todas aquellas criaturas perversas que se han atrevido a mostrarse indiferentes, a minimizar o, incluso, a hacer bromas de mal gusto sobre el sacratísimo mal radical”. La cosa, a su juicio, debía tener gracia: ¿por qué detenerse ante el dolor de millones de personas eliminadas por ser judías? ¿No es la literatura el ejercicio supremo de la creatividad libre? ¿Por qué no puede la literatura burlarse de todo? ¿Y por qué no recuperar el antiguo prejuicio antisemita según el cual si los judios sufren es porque son lo que pretenden ser, el pueblo elegido? ¿Hay mayor homenaje a los judios, sugiere Cutillas, que su exterminio? Parecia dificil que tantas barbaridades quedaran sin respuesta.

La historiadora Idith Zertal, que perdió a parte de su familia en los campos nazis, publicó en La Vanguardia (9 de agosto) un artículo en el que calificaba la frase de Cutillas de “aforismo fascista”, analizando con mucho juicio cómo comparte la esencia del antisemitismo clásico: ¿No sois los elegidos? Pues eso tiene un precio. Como dijo Zertal, “no hay nada original en ese chiste”

En contra de lo que se hubiera podido prever, las voces que se han alzado no son contra la barbaridad de Cutillas, sino contra Zertal y su traductor, Arnau Pons, a los que se ha llamado de todo, y que han sido acusado de “beatería”, de “turistas intelectuales” y de estar “mal informados” por Agustí Colomines (Avui, 2 de septiembre), que hacía un encendia defensa del libro de Cutillas sin que el aforismo mereciera el menor comentario. ¡Curiosa apología la del director de Unescoat, que hace poco presidía un acto de presentación de la convención sobre la protección y promoción de la diversidad de las expresiones culturales! ¿Será que lo que debe protegerse y promoverse es la burla de las víctimas? Así lo sostenia Cutillas, que hacía su autodefensa en tono victimista (Avui, 15 de marzo), amparándose cínicamente en Adorno y Arendt, quienes a su juicio, fueron insultados por decir lo que dijeron. También él, como antes ellos, habría padecido “la espada de fuego” de “los guardianes de los templos” y “nuestros nuevos sacerdotes”. Increíbles, ¿verdad?

Sin entrar explícitamente en la polémica, Enric Casasses, publicaba en el Quadern de El País la semana pasada un artículo en el que, entre otras perlas, escribía: “Per Bauça la guerra espanyola fou pitjor que les matances hitlerianes: de jueus en van matar molts, però no foren exterminats: encara hi són, i ben puixants” Casesses hacía suyas las palabras de Bauçà: al fin y al cabo, sostenía, “els polonesos, com els jueus, l’han acabada guanyant, la guerra”. Sólo le hacia falta añadir que son unos parásitos: los que dijeron antes que él lo que él ahora dice fueron más claros. ¿Estaremos entrando, tal vez. en una época en la que, además de ser posible publicar aquí lo que en Europa es considerado delito, empieza a generalizarse la impunidad del insulto contra las víctimas del exterminio? Sólo pensarlo da miedo.

Después de ver el reportaje que la “2” de RTVE emitió el pasado día 24 sobre “El terror nazi” -sólo pensar los efectos del gas Zyclon B en los judíos encerrados en las cámaras de gas- no hace, permitánme dudar de la humanidad de ciertas personas.

¡Antifascistas todos!

marzo 17, 2007 en 3:30 pm | Publicado en Prensa | 2 comentarios

cruz049.jpg

Alemania autoriza lucir esvásticas tachadas

PAOLA ÁLVAREZ
BERLÍN

Los emblemas con esvásticas tachadas han dejado de estar prohibidos en Alemania. Así lo decidió ayer el Tribunal Supremo al corregir una sentencia del tribunal regional de Stuttgart que en septiembre de 2006 impuso una multa de 3.600 euros a Jürgen Kamm, de 32 años, por vender símbolos de este tipo a través de una página web. El tribunal de Stuttgart había considerado que la esvástica es un símbolo anticonstitucional y, por tanto, su venta o exhibición es punible “independientemente del contexto en que sea utilizada”.
Esta sentencia levantó ampollas en su día. Los Verdes encabezaron una protesta que exigía al Gobierno que aclarase cómo era posible multar a alguien por lucir simbología antifascista en un país como Alemania. El Gobierno tardó poco en reaccionar y en octubre la ministra de Justicia, Brigitte Zypries, aseguró que la ley se revisaría. “Si nuestros tribunales consideran que un caso como este merece un castigo es que algo falla en la ley”, dijo.
Pero ayer el Supremo se adelantó y revocó la sentencia, considerando que no hay delito porque el símbolo se utilizó “abierta y claramente” en contra de la ideología nazi. Sin embargo, esta decisión tampoco ha sido bien acogida por todos los sectores. Muchos se quejan ahora de que pueda suponer que a largo plazo se suavice la prohibición de lucir ciertos símbolos. El objetivo de la ley que prohíbe vender o exhibir simbología nazi, independientemente del uso que se le dé, es evitar que ésta se normalice y forme parte del día a día.

Leído en “El Periódico de Catalunya” 17/03/07

Un corazón de oro- de 24 quilates-

marzo 16, 2007 en 2:52 pm | Publicado en Personajes | 2 comentarios

HOMENAJE A UNA MUJER QUE SALVÓ A 2.500 NIÑOS JUDÍOS

 

Varsovia.  El Senado polaco homenajeó ayer a Irena Sendler, una mujer de 97 años que durante la segunda guerra mundial y la ocupación de Polonia por los nazis salvó a 2.500 niños jud�os encerrados en el gueto de Varsovia antes de que los enviaran a campos de concentración.

 

El Senado polaco homenajeó ayer a Irena Sendler, una mujer de 97 años ue durante la segunta homenajeó ayer a Irena Sendler, una mujer de 97 años que durante la segunda guerra mundial y la ocupación de Polonia por los nazis salvó a 2.500 niños judíos encerrados en el gueto de Varsovia antes de que los enviaran a campos de concentración. “Se merece el Premio Nobel de la Paz”, afirmó el presidente polaco, Lech Kaczynski.
Por lo menos se merece nuestro eterno agradecimiento. Si alguien puede, dénle un fuerte beso de mi parte.
« Página anteriorPágina siguiente »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.