Revolución Azafrán

septiembre 27, 2007 en 6:10 pm | Publicado en Otros genocidios, Prensa | 3 comentarios

Hacía mucho tiempo que no escribía nada y tenía la intención de mantenerlo, sin embargo el titular del diario ADN del día de hoy “Revolución Azafrán” me ha hecho transigir en mi determinación. Aunque no me considero una persona religiosa, los acontecimientos que a día de hoy suceden en Birmania -Myanmar- no pueden dejar a nadie insensible. El país sufre ya por largo tiempo los efectos de una férrea dictadura, cuyos efectos violentos se han dejado ver claramente a la sociedad actual. Frente a la no violencia el gobierno ha actuado con todo lo contrario. Es por eso que ¡cuántas veces nos habremos preguntado que se puede o podría hacer para ayudar o colaborar con esas personas a vivir bajo un gobierno más justo y democrático! Desde miles de kilómetros es difícil hacerlo, pero quizá de una forma simbólica sí podamos. En nuestra sociedad que está siempre dispuesta a colgarse un lazo -rojo, negro, azul, violeta- ¿por qué no colgarse o prenderse del pecho uno de color naranja o calabaza -el color más parecido al azafrán o las túnicas de los monjes budistas?

Creo que sería una buena idea mientras estemos oyendo y enterados de los actos violentos que se llevan a cabo. Vayamos en busca de una mercería a comprar unos pocos centímetros de cinta y un imperdible y luzcamos nuestro lazo naranja simbólo de la revolución azafrán.

FILOS NAZIS

marzo 28, 2007 en 8:14 pm | Publicado en Prensa | 3 comentarios

El artículo aparecido en “La Vanguardia” el 28 de marzo de 2007

Xavier Antich

Filos nazis

La cosa, más o menos, ha ido así. Abel Cutillas publicó hace un año un libro de aforismos, Viure mata, en el que, entre otras cosas, escribió uno que muchos leímos con estupor: “L’Holocaust fou, en certa manera, un homenatge als jueus: se’ls va reconèixer com a poble escollit”. El propio Cutillas, más tarde, reconocería la posibilidad de que “podemos intentar traspasar las lineas rojas que toda cultura tiene y considera intraspasables”, incluyéndose a sí mismo entre “todas aquellas criaturas perversas que se han atrevido a mostrarse indiferentes, a minimizar o, incluso, a hacer bromas de mal gusto sobre el sacratísimo mal radical”. La cosa, a su juicio, debía tener gracia: ¿por qué detenerse ante el dolor de millones de personas eliminadas por ser judías? ¿No es la literatura el ejercicio supremo de la creatividad libre? ¿Por qué no puede la literatura burlarse de todo? ¿Y por qué no recuperar el antiguo prejuicio antisemita según el cual si los judios sufren es porque son lo que pretenden ser, el pueblo elegido? ¿Hay mayor homenaje a los judios, sugiere Cutillas, que su exterminio? Parecia dificil que tantas barbaridades quedaran sin respuesta.

La historiadora Idith Zertal, que perdió a parte de su familia en los campos nazis, publicó en La Vanguardia (9 de agosto) un artículo en el que calificaba la frase de Cutillas de “aforismo fascista”, analizando con mucho juicio cómo comparte la esencia del antisemitismo clásico: ¿No sois los elegidos? Pues eso tiene un precio. Como dijo Zertal, “no hay nada original en ese chiste”

En contra de lo que se hubiera podido prever, las voces que se han alzado no son contra la barbaridad de Cutillas, sino contra Zertal y su traductor, Arnau Pons, a los que se ha llamado de todo, y que han sido acusado de “beatería”, de “turistas intelectuales” y de estar “mal informados” por Agustí Colomines (Avui, 2 de septiembre), que hacía un encendia defensa del libro de Cutillas sin que el aforismo mereciera el menor comentario. ¡Curiosa apología la del director de Unescoat, que hace poco presidía un acto de presentación de la convención sobre la protección y promoción de la diversidad de las expresiones culturales! ¿Será que lo que debe protegerse y promoverse es la burla de las víctimas? Así lo sostenia Cutillas, que hacía su autodefensa en tono victimista (Avui, 15 de marzo), amparándose cínicamente en Adorno y Arendt, quienes a su juicio, fueron insultados por decir lo que dijeron. También él, como antes ellos, habría padecido “la espada de fuego” de “los guardianes de los templos” y “nuestros nuevos sacerdotes”. Increíbles, ¿verdad?

Sin entrar explícitamente en la polémica, Enric Casasses, publicaba en el Quadern de El País la semana pasada un artículo en el que, entre otras perlas, escribía: “Per Bauça la guerra espanyola fou pitjor que les matances hitlerianes: de jueus en van matar molts, però no foren exterminats: encara hi són, i ben puixants” Casesses hacía suyas las palabras de Bauçà: al fin y al cabo, sostenía, “els polonesos, com els jueus, l’han acabada guanyant, la guerra”. Sólo le hacia falta añadir que son unos parásitos: los que dijeron antes que él lo que él ahora dice fueron más claros. ¿Estaremos entrando, tal vez. en una época en la que, además de ser posible publicar aquí lo que en Europa es considerado delito, empieza a generalizarse la impunidad del insulto contra las víctimas del exterminio? Sólo pensarlo da miedo.

Después de ver el reportaje que la “2” de RTVE emitió el pasado día 24 sobre “El terror nazi” -sólo pensar los efectos del gas Zyclon B en los judíos encerrados en las cámaras de gas- no hace, permitánme dudar de la humanidad de ciertas personas.

¡Antifascistas todos!

marzo 17, 2007 en 3:30 pm | Publicado en Prensa | 2 comentarios

cruz049.jpg

Alemania autoriza lucir esvásticas tachadas

PAOLA ÁLVAREZ
BERLÍN

Los emblemas con esvásticas tachadas han dejado de estar prohibidos en Alemania. Así lo decidió ayer el Tribunal Supremo al corregir una sentencia del tribunal regional de Stuttgart que en septiembre de 2006 impuso una multa de 3.600 euros a Jürgen Kamm, de 32 años, por vender símbolos de este tipo a través de una página web. El tribunal de Stuttgart había considerado que la esvástica es un símbolo anticonstitucional y, por tanto, su venta o exhibición es punible “independientemente del contexto en que sea utilizada”.
Esta sentencia levantó ampollas en su día. Los Verdes encabezaron una protesta que exigía al Gobierno que aclarase cómo era posible multar a alguien por lucir simbología antifascista en un país como Alemania. El Gobierno tardó poco en reaccionar y en octubre la ministra de Justicia, Brigitte Zypries, aseguró que la ley se revisaría. “Si nuestros tribunales consideran que un caso como este merece un castigo es que algo falla en la ley”, dijo.
Pero ayer el Supremo se adelantó y revocó la sentencia, considerando que no hay delito porque el símbolo se utilizó “abierta y claramente” en contra de la ideología nazi. Sin embargo, esta decisión tampoco ha sido bien acogida por todos los sectores. Muchos se quejan ahora de que pueda suponer que a largo plazo se suavice la prohibición de lucir ciertos símbolos. El objetivo de la ley que prohíbe vender o exhibir simbología nazi, independientemente del uso que se le dé, es evitar que ésta se normalice y forme parte del día a día.

Leído en “El Periódico de Catalunya” 17/03/07

Genocidio etíope

diciembre 12, 2006 en 7:06 pm | Publicado en Otros genocidios, Prensa | 2 comentarios

Artículo aparecido en “La Vanguardia” el 12-12-2007

Ex dictador etíope Mengistu Haile Mariam, hallado culpable de genocidio

locationethiopia.jpg

El antiguo dictador etíope Mengistu Haile Miriam, juzgado en rebeldía por un tribunal de Adis Abeba, fue hallado culpable de genocidio por las atrocidades cometidas durante su régimen militar-marxista, que se extendió de 1977 a 1991 y fue conocido como el “Terror Rojo”.

Mengistu y otros once encausados, todos miembros del Consejo Administrativo Provisional Militar, organismo ejecutivo de la dictadura etíope conocido también como Dergue, fueron convictos por el Tribunal Federal Superior de Etiopía por los cargos de genocidio, homicidio, encarcelamiento ilegal y confiscación ilegal de propiedad privada.

“Los acusados número 1 a 12 (Mengistu era el primer inculpado de la lista) son hallados culpables de todos los cargos”, fue el veredicto pronunciado por el juez Medhin Kiros al término de una audiencia de más de seis horas, durante la que explicó detalladamente la culpabilidad de la cúpula del Dergue.

El veredicto de culpabilidad contra los doce hombres, leído por Kiros en nombre del panel de tres jueces que actuó en el caso, fue unánime, pero no así en el de otros 60 procesados, que también fueron hallados culpables de genocidio, aunque en una decisión por una mayoría de 2 a 1. “Los miembros del Dergue que se encuentran presentes ante esta corte y aquellos que han sido juzgados en rebeldía, conspiraron para destruir a sus rivales políticos y matarlos con impunidad”, dijo Kiros.

De los 73 inculpados por genocidio y crímenes contra la humanidad durante los 17 años del brutal régimen militar encabezado por Mengistu, 34 estuvieron presentes hoy en la corte, 25 ausentes y otros 14 han muerto desde que comenzó el juicio. Solamente uno de los enjuiciados, Begashow Gurmesa, fue exonerado hoy por el tribunal.

El proceso se inició el 13 de diciembre de 1994, pero en los doce años transcurridos desde entonces, las vistas fueron aplazadas, a petición tanto de la Defensa como la Fiscalía, en numerosas ocasiones.

En mayo pasado, y tras aceptar nuevas pruebas presentadas por la Defensa, la corte fijó el 23 de enero de 2007 como la nueva fecha en la que emitiría su veredicto, pero la semana pasada la adelantó para hoy sin que mediara ninguna explicación oficial.

Mengistu, de 69 años y que vive exiliado en Zimbabue, era uno de los cabecillas de la asonada militar que destronó en septiembre de 1974 al emperador Haile Selassie y en febrero de 1977 ocupó personalmente la jefatura del Estado tras eliminar a sus ex colegas y rivales dentro del Dergue.

Durante la sangrienta purga lanzada por Mengistu en las filas del Ejército, y también entre los miembros de la oposición política civil, se calcula que fueron asesinadas unas 2.000 personas, 200 de ellas desaparecieron y nunca fueron encontradas.

Durante el “Terror Rojo”, cuyo período más brutal fue entre 1977 y 1978, miles de personas fueron torturadas y los cadáveres de cientos de otras, fusiladas o estranguladas, aparecieron tirados en las calles de Adis Abeba y otras ciudades etíopes.

El emperador Haile Selassie fue estrangulado en su propio lecho y su cadáver enterrado bajo los mosaicos de un baño en el palacio real. Sesenta funcionarios, ministros y miembros de la familia real etíope fueron, a su vez, fusilados públicamente.

Mengistu se mantuvo en el poder gracias al apoyo económico y militar de la Unión Soviética, pero en 1991, tras la caída del régimen marxista del Kremlin y ante el avance de grupos rebeldes liderados por el hoy primer ministro etíope, Meles Zenawi, huyó a Zimbabue, donde el gobierno de Robert Mugabe le concedió asilo político.

El caso del ex dictador etíope y sus co-acusados ha sido pospuesto hasta el próximo día 28, cuando la Defensa presentará su alegato final antes de que los jueces dicten sentencia, la cual se prevé será la pena de muerte para la mayoría de ellos.

Fascismo vigente.

diciembre 12, 2006 en 6:58 pm | Publicado en Otros genocidios, Prensa | Deja un comentario

Hay quien dice que el fascismo es cosa del ayer, que poco o nada queda de él en la actualidad. Quisieramos pensar que es cierto, pero lamentablemente las noticias e imagenes, que la actualidad nos presenta día sí y otro también, nos vienen a demostrar lo contrario.

Con motivo del fallecimiento del dictator, Augusto Pinochet, hemos podido ver la imagen de tres jóvenes saludando con el brazo en alto, al más puro estilo nazi.

Deplorable, ciertamente.

saludo-nazi-en-memoria-del-dictador.jpg

 

¡Verdugos!

diciembre 12, 2006 en 6:41 pm | Publicado en Prensa | 1 comentario

Excelente columna de Rosa Montero.

Identidad

ROSA MONTERO

 

EL PAÍS – Última – 12-12-2006 Al leer el irregular libro Dos vidas, del angloindio Vikram Seth, he vuelto a estremecerme con el testimonio de las torturadas vivencias de los judíos alemanes durante el nazismo. Desde luego el genocidio del Tercer Reich no fue la mayor carnicería del siglo XX (Stalin asesinó a muchos más en cifras absolutas y Pol Pot ganó en cifras relativas), pero la ficticia racionalidad del nazismo, la profusión de leyes amparadoras del horror y el meticuloso orden con que se implantó el caos, hacen que aquel tiempo de plomo tenga un ingrediente especialmente perverso.

Pensando en todo esto recordé que, hará dos o tres años, publiqué un artículo sobre el maravilloso libro de Víctor Klemperer La lengua del Tercer Reich, en donde el filólogo judío, con una humanidad y una hondura conmovedoras, relataba su experiencia bajo Hitler. Y recordé también que recibí un par de cartas de lectores en las que se me recriminaba por hablar “en estos momentos” de los sufrimientos de los judíos bajo el nazismo, porque podía parecer que me ponía de parte de “ellos” en sus atrocidades contra los palestinos. Como yo ni mencionaba el conflicto de Oriente Medio, encontré la argumentación disparatada. De hecho, creo que es otro ejemplo de ficticia racionalidad. De los estragos que el dogmatismo produce en el cerebro. Sospecho que la fobia anti-israelí se está convirtiendo en la nueva seña de identidad de cierta pseudo-izquierda. Antes, esa marca colectiva era el castrismo: había que apoyar a Fidel para ser suficientemente progre. Pero Castro ha desbarrado tanto que ya no sirve para el examen de buena conducta. Así es que ahora, para ser aprobado por el grupo, hay que odiar a los israelíes furibundamente y sin matices. Desde luego resulta consolador poder concentrar toda la maldad del mundo sobre los hombros de alguien. Y desde luego el Estado de Israel lo pone muy fácil con sus constantes abusos criminales. Unos abusos que sin duda hay que denunciar, porque siempre hay que estar de parte de las víctimas. Por eso, cuando alguien dice, amparándose en la excusa que sea, que ahora no se debe hablar de “aquellas víctimas”, se me ponen los pelos de punta. Porque suena a lenguaje de verdugos.

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.